martes, 28 de abril de 2015

PROMETIMOS CAMINAR

Prometimos caminar
por el cementerio
mirar los pinos
por donde sobrevuela
el fantasma de Manubens Calvet.
Prometimos perdernos
en los laberintos del cementerio.
Luego
pasar por donde están
las cenizas de mis abuelos.
Prometimos subir y bajar
las escaleras del cementerio
abrir sus rejas y mirar las fotos
de las lápidas.
Prometimos cambiar
las flores rojas
por flores blancas.

Hoy hicimos eso.


lunes, 27 de abril de 2015

AQUÍ ESTÁ EL FUEGO

Aquí
está el fuego
y las manos
que esperan tu beldad.

Allá
la ciudad
donde habitás
vas a la peluquería
y te teñís el pelo.

El viento que empuja
en invierno
te traerá con ilusión
pateando las hojas amarillas
de los árboles
y sonriendo sin parar.

Tomaremos café.
Nos abrazaremos
y dejaremos
que el silencio
nos deje perpetuos.

domingo, 26 de abril de 2015

QUIERO VER EL RÍO

Quiero ver el río
sentarme en una piedra
y mirar peces
que se transforman en arena.

Quiero ver una rama rebelde
que se niega a romper
y restos de su piel
formando materia y líquido.

Quiero ver un puñado de pájaros
hundidos en el cielo color turquesa
como rayos suicidas
llenos de plumas.

Quiero ver la noche
escuchar cómo el agua se aleja
saturarme con el ruido de los renacuajos
y  luego dormir plácidamente.

sábado, 25 de abril de 2015

ÉSTA TARDE FUI A LA PELUQUERÍA

Ésta tarde fui a la peluquería
de la ruta 9.
Cuando llegué
recién abría sus puertas.
El peluquero sacó las rejas de las vidrieras
encendió el aire acondicionado.
El paisaje del lugar
100 por ciento ciencia ficción
parecía robado a Ballard.
Mosaicos negros y blancos
perfectos para jugar a un ajedrez humano.
Todo pintado gris perlado.
En las paredes había fotos
de modelos con cortes de pelos de moda.
Sobre un costado un jeep y un auto de carrera
para que los niños jueguen a los auto-chocadores.
En una esquina una tv de 14 pulgadas
emitía el capítulo de los Simpson
cuando homero se encuentra con su madre.
Hojeo una Rolling Stone con la tapa de Messi
hasta que llegue mi turno.
Veo cómo se desparraman los cabellos
en el suelo y cómo son arrastrados
hacia un tacho de basura
por la escoba.
Cuando llega mi hora
me siento en la butaca.
El peluquero 
me pregunta
qué corte prefiero.
Le digo corto.
Mientras el cabello cae por mis hombros
veo a través del espejo
los autos que pasan por la ruta.
Le pago
cruzo la calle
entro al supermercado
compro galletas
y voy a casa
a tomar la merienda.

viernes, 24 de abril de 2015

LA HISTORIA ES ASÍ

La historia es así:
Jim y James
enfrentados
por un pozo de agua.

La pelea
llega al final
cuando Jim
saca el rifle
y mata a James
con un disparo
en la cabeza.

Britta
esposa de Jim
al cuerpo de James
tendido en el suelo
le da un hachazo
y con un palo hurga los sesos
hasta sacar la bala.

Jim.
El hombre del rifle
estuvo preso
varios meses.
Luego
lo dejaron en libertad.

No hubo evidencias.
Tampoco condena.
Jim y Britta
viven a pocos kms
junto a su pozo de agua.

martes, 21 de abril de 2015

FRÍO, FRÍO, FRÍO

Frío frío frío
hace frío
demasiado frío.
Mi mente
hoy no piensa
descansa
en los maderos
tirados al costado del río.

Tibio tibio tibio.
Hoy tengo fe
en una canción gospel.
Suena suena suena
Blind Boys of Alabama
y existo.

Caliente caliente caliente.
El caldo está caliente
y es algo parecido
a soñar con fuego.
Pienso en una casa
y veo
todo lo que quiero.

lunes, 20 de abril de 2015

GINSBERG MORÍA DE AMOR POR KEROUAC

Ginsberg
moría de amor por Kerouac.
Luego estuvo con Neil Cassidy
y después conoció al que sería
su chico.
Estuvo con él hasta que murió.
Nicanor tiene casi un siglo
y su poesía perdurará
en nuestros corazones
y en el de las generaciones futuras.
Cuando recibe un premio su discurso
es leer poesía.
Teillier
en las notas del último viaje
a su pueblo natal
condensa toda la melancolía
que tiene su obra.
Guevara tiene un poema
que habla
de la sal de los ojos
y el libro Diario de invierno.

Cuando Vicente Luy
vivía cerca de casa
pasaba a saludarlo
y me invitaba a tomar coca
en botella chica.
Uno de esos días
jugaba Argentina-Brasil en Rosario
y en su casa no tenía tele.
Lo fui a buscar y en casa vimos el partido.
Parecía un niño
con una bolsa de caramelos
y un avezado periodista deportivo.
En una librería de usados
vi el lomo de un libro
que decía Cuadernos Latinoamericanos.
Lo saqué por curiosidad.
Era Obra Negra
Gonzalo Arango
Poeta colombiano y fundador del Nadaísmo.
Lo compré a $ 9
su obra es única y reveladora.
Nicotra siempre tiene gesto parco en su rostro.
Cuando era docente
compró un citroen naranja 0 km.
Lo conserva impecable
y es la envidia del pueblo.
En el escritorio de mi pc
tengo el poema de Sam Hamill
La canción del delfín
que leo cada día.
Fin del poema
hecho a partir
de palitos de fósforos
encendidos.

sábado, 18 de abril de 2015

LOS PÁJAROS EN INVIERNO

Los pájaros en invierno
no cuelgan sus patas de los árboles.
Vuelan en contra del cielo
y se hunden a través del sol.

Cuando bajan a comer
restos de pan
algunos aletean
luego hinchan sus cuerpos
por el frío
y pierden alguna pulga.

A la siesta
cuando el febo
incendia los campos
un benteveo
queda petrificado
en lo alto de una antena.

viernes, 17 de abril de 2015

SOY EL CUIDADOR DE CASAS

Soy el cuidador de casas.
Mis amigos y parientes
piden que cuide sus moradas
y alimente a sus perros.
Soy el cuidador de casas.
Es como vivir en hoteles
pero mejor.
Sin horarios
Ni ascensores.
Soy el cuidador de casas.
Desayuno
en soledad.
No pienso
y me olvido del cielo.
Soy el cuidador de casas.
Me siento en sus sillones
y dormito.
Almuerzo en sus mesas
y riego sus plantas.
Soy el cuidador de casas.
Compro comida
en las despensas
y camino por las calles
barrosas por la lluvia.
Soy el cuidador de casas.
Mis bolsillos tienen las llaves
de cerraduras
que conocen mis manos.
Me gusta.
Soy el cuidador de casas.

jueves, 16 de abril de 2015

ABRO LA HELADERA

Abro la heladera
saco una botella de vino
y sirvo una copa.
Salgo afuera
la vecina
cuelga la ropa
y canta ópera.
El árbol del patio
resiste apuntalado
por sus ramas
que se inclinan
un poco
cada día.
Me zambullo
en la pileta pelopincho
me quedo
hasta que los dedos
de mis pies y manos
se arrugan.
Vuelvo a la casa
lavo los platos
y bebo un poco más.


martes, 14 de abril de 2015

LA CUADRA DONDE LA CASA TIENE SUS CIMIENTOS

La cuadra donde la casa
tiene sus cimientos
es una calle olvidada
por las luces.
Desde hace tiempo
por las noches
sólo rompen su calma
los grillos.

Cuando vine a vivir aquí
era un lugar poblado
de gente mayor.
La muerte los fue
envolviendo cada día.

A uno lo mataron.
Otro murió de diabetes.
La vecina de al lado del taller mecánico
que no podía mantenerse en pie
murió sola.

El perro de Big Mamas
sigue intentando morder
las ruedas de los autos
mientras a las casonas antiguas
las compran
grupos inversores
demuelen
y hacen torres de departamentos.

El barrio ha cambiado.
Ya no soy uno de sus habitantes.
Subo al techo
pienso en el cielo
que mira los techos desiertos.

lunes, 13 de abril de 2015

domingo, 12 de abril de 2015

LA VIDA PASA

La vida pasa
como la cinta de una película
en un autocine.
Cruzo el puente Victoria
y veo a los lugareños
que pescan en sus botes
en el Paraná.

Pescan cada día de sus vidas
para alimentar a sus familias.
Tengo resaca y bebo una gaseosa.
Cuando llego a Victoria
todo el pueblo tiene olor a pescado.

Me siento en una verja de cemento.
El sol me incinera
con sus rayos sin color.
En el agua
pequeñas embarcaciones
destruidas se pudren cada día.

Me gusta el pueblo
con la pasividad que adormece
y la tristeza pintada
en los rostros de la gente.

Entro a una parrilla
y como boga asada.
Comienza a llover
y sobre el agua del río
una casa de madera flota.

Afuera el viento
con el ruido
me deja desnudo.

sábado, 11 de abril de 2015

A LA HORA DE LA SIESTA

A la hora de la siesta
cuando los policías
molestan a la gente
desciendo por la calle
donde cada año
la disco de la ciudad
cambia de nombre.

El camino de tierra
sigue roto.
Sigo hasta el final.
La pileta municipal
se ha transformado
en un improvisado
mini-estadio de fútbol.

Cerca
tres caballos comen pasto
alguien carga un camión
con arena del río.
Arrojo piedras
y hacen sapitos en el agua.

Sentados en un banco de fin de semana
una pareja se besa
y cada vez que un auto pasa
miran hacia el horizonte
matando las horas.

Me saco las zapatillas
pongo mis pies en el agua
igual que cuando era niño
y escapaba de casa
saltando la pared del fondo.

Dejo que el tiempo avance
mientras el caudal del río
moja parte de mi pantalón
y mi cuerpo.

Al finalizar la tarde
cuando el sol
nos engaña
y nos hace creer
que el alivio llega a nuestras vidas
subo el mismo camino
y me quedo mirando las hamacas vacías
de la Plaza Blanca.

viernes, 10 de abril de 2015

EN EL PARADOR EL CÓNDOR

En el parador El Cóndor
con mi padre
tomamos café
y comemos un sándwich.
Observo a los turistas
con sus ropas tristes
llenos de colores
que rompen el paisaje de las sierras.
La neblina pronto lo cubre todo
y parece que la vida pasa lenta
llevando fotografías
que veo desteñirse
a través de las ventanas.
Llegan motoqueros
con sus novias
muertos de frío
hablan fuerte
y los lugareños que atienden el bar
los miran sin comprender.
Subo al auto
Sparklehorse con sus canciones
nos protege de la niebla.
A lo lejos un hotel
en la entrada tiene un cartel roto,
espera nuevos huéspedes
en sus habitaciones rústicas
rodeadas de piedras bañadas
por el rocío de la madrugada. 

jueves, 9 de abril de 2015

A TRAVÉS DE MI MENTE

A través de mi mente
vienen postales desde el desierto
sobre mi único viaje al sur.

Desde el vidrio del colectivo
percibo cómo las ruedas
gastan los caminos
y me llevan hacia algún lugar.

En la terminal
cargado de valijas
respiro un nuevo aire
y me olvido de 17 horas de viaje.

Me hospedo en el dpto
de mi amigo sureño
y leo un libro cada día.

El primer domingo en Neuquén
voy al Río Limay
y observo graffitis
en columnas y pedazos de pared
desparramados por el suelo.

Con mi amigo sureño
recorremos en su auto
las calles
con canciones de la Rockdelux
y desde un mirador
veo la ciudad.

Otro día
fui al Museo Nacional de Bellas Artes
y me quedé gran parte de la mañana
observando esculturas.
Al salir
recorrí la feria que está afuera
venden lo que puedas llegar a imaginar.

Por las mañanas
en el quiosco del esposo de mi prima
leía gratis el diario buscando trabajo.
Todos los avisos eran de agencias de acompañantes.

Los docentes estaban de huelga
y acompañé a mi amigo sureño
a cortar el puente en Cipolletti.

Cada día compraba provisiones
en el supermercado La Bomba.
Cocinaba y bebía vino por las noches
con canciones del Bicho Bolita
que estaba internado.

A veces Mario venía con la pitbull
que destrozaba huesos en un segundo.
Con mi amigo sureño y Sergio
fuimos a Domingo Terciopelo.

En Hormiguero Negro
fui a una reunión de anarquía
vi los afiches pegados en las paredes
y me quedé viendo los libros
de la biblioteca.

Antes de regresar a Córdoba.
Mi amigo sureño y yo
fuimos a un recital en El Andén
de Wilita Etc.
Bebí cervezas a mansalva.
Morí de frío
y
Something in the way…

miércoles, 8 de abril de 2015

CUANDO TENGO DESEOS DE PERDERME

Cuando tengo deseos de perderme
camino por el laberinto
que forman las calles de mi barrio.

Me gustan los días lluviosos
porque tienen el abandono
de los perros vagabundos
y el olor a viejo.

Lunes con rótulo de feriado
compro un alfajor en el quiosco
mientras suena Summertime de Brian Wilson.

Nubes oscuras avanzan mientras camino.
Un barco de papel sigue un recorrido
que detiene su utopía en el desagüe.

El día muere
y en la madera de la puerta
alguien hace toc-toc
la vecina que me odia
me entrega correspondencia mordida por su perro.

Tiro las cartas a la basura.
No es un día para leerlas.
Desde la ventana
asalto a la lluvia.

martes, 7 de abril de 2015

EN LA HABITACIÓN

En la habitación
tengo una alcancía
llena de monedas.
Es un tarro de lata
lleno de fotos
de los Simpson.
Homero
sentado y babeando
en una reposera
con sus ojos
dice que ama la cerveza.
Me dan ganas de beber.
Busco un par de envases.
Camino sobre el asfalto
y voy al quiosco.
Los pibes de la cuadra
escuchan
cantar a Quesito
y se emocionan.
Al regresar
los porrones
hacen clan-clan
al chocarse.
En casa
destapo una.
Bebo un par de tragos
y en la pc
juego al Gamezer.

lunes, 6 de abril de 2015

DOMINGO AL MEDIODÍA

Domingo al mediodía.
El barrio sin luz.
A través de la ventana
escucho los gritos
con furia del diariero.
En su bicicleta
vestido de árabe
le dice
piropos a las vecinas.
La del frente
y el del lado
discuten
a causa de que ella
deja la basura
en el hall de entrada
de una casa abandonada.
Náufrago en la cocina
escribo un poema sin sentido
en un cuaderno azul.
La luz no regresa.
Quedo en silencio
y los ruidos
siguen entrando
en la casa.

domingo, 5 de abril de 2015

CRUZO LA CIUDAD

Cruzo la ciudad.
Más de una hora en colectivo.
Una plaza
donde la gente corre
y las hamacas vuelan
ocupadas por niños felices.
Ella es tan hermosa
como las fotos de Cozumel.