domingo, 29 de marzo de 2015

ESTOY EN EL CINE

Estoy en el cine
sin tener noción
de lo que pasa alrededor.
La vida
es algo que estoy mirando
desde una nebulosa.
Al cansancio
lo crean
los químicos.
Camino como si flotara
en aguas marinas
sin llegar a romper las primeras olas.
Miro las butacas
que llevan
el reflejo.
El pochoclo
con los vasos vacíos de gaseosa
en el suelo
hacen crack
cuando pasa la gente.
En la pantalla
una película francesa.
La escena a la que presto atención:
alguien  experimenta
con tubos de ensayo.
La actriz
juega con plantas acuáticas.
Me pierdo
en un viaje
abstracto.
Fin de la película.
Observo los títulos
que nadie lee.
Las luces encendidas.
Bajo escaleras.
Un bar.
Tazas de café.

Un cospel
en el bolsillo
y alguien
sonríe.

sábado, 28 de marzo de 2015

TODOS LOS VERANOS

Todos los veranos
el asfalto de mi calle
tiene las pisadas
de la comparsa del barrio.
El desfile diario de los vecinos
con sus disfraces de apache
made in USA
y el sonido de silbatos
de cotillón.

Mientras las zapatillas
cuelgan de los cables
los pibes en la placita
de la esquina
fuman un porro
y escuchan a La Mona.

El carnaval encierra
la alegría cada noche
las ojeras
y la tristeza
junto al dolor de los cuerpos
vencidos.

Al otro día
las vecinas
chusmas
barren sus veredas
juntando
cajas de vino
puchos
y
sacan el cuero
mientras
los perros
huelen
el culo
de las preventistas.

viernes, 27 de marzo de 2015

EN EL PARQUE SARMIENTO

En el Parque Sarmiento
me siento
al costado de un lago
artificial.
Los peces
conmovidos
por un falso Partenón
rompen el silencio
un domingo a la mañana.
Limpio mis manos
raspo mi ropa
junto al olor
de algodón dulce
multicolor.
Me voy.

jueves, 26 de marzo de 2015

miércoles, 25 de marzo de 2015

LOS PATOS ENCERRADOS

Los patos
encerrados
en un lago artificial
comen porquerías.
Los estudiantes
abrazan libros,
patean polvo
y hacen fila
en las paradas de los colectivos.
Una bicicleta
atada a un poste de luz
espera al ladrón
con su corta-cadenas.
Otro día infinito
gastado
en el asfalto.
Miro
autos viejos
0 km
y leyendas
escritas
con los dedos
en sus vidrios traseros.

martes, 24 de marzo de 2015

VIAJO EN TRENES

Viajo en trenes.
La soledad arde en carteles.
Peces
flotan en el río.
Los árboles
envenenados
por serpientes
emanan
espanto.
Desde el balcón
caen pianos
antiguos
que pierden sus teclas
al final
de mi cansancio.

martes, 25 de noviembre de 2014

LOVE WILL TEAR US APART, ANDRÉS NIEVA, EDICIONES DIATRIBA



Anoche estuve, presente en cuerpo
pero ausente por el cansancio
en una charla sobre el suicidio.

Primero

Se hizo en la Casona Municipal.
A
l subir las escaleras
había dos tipos disfrazados de Batman y Robin.
De fondo se escuchaba Love will tear us apart de Joy Division

Segundo

Un escritor
dio una charla sobre Ian Curtis
y en un momento se enojó porque no lo dejaban hablar
con el bullicio que había alrededor.

Tercero

Llegó Vicente Luy, que tiene algunos poemas que me gustan,
y varias veces intentó suicidarse

Cuarto

Como decorado a la presentación había
un colchón, una escalera y una cucaracha
de madera haciendo clara referencia
a Franz Kafka.
En otro rincón había esculturas de Bukowski,
Burroughs, y Poe, que no tienen nada que ver
con el suicidio.

Quinto

Alguien pensó suicidarse
y ella olvidó
un frasco de pastillas
en su estómago

Sexto

Sobre las paredes había montados
varios puestos de venta de publicaciones
de editoriales independientes.
Me quedé leyendo
No sé porqué se debe morir
de Alberto Mazzochi
que se suicidó el 5 de febrero de 1960.

Séptimo

Me ofrecieron un poco de vino y bebí dos tragos
y me quedé apoyado sobre una pared.

Octavo

La imágen que faltaba. 
Pasó Robin
tomando vino con la base inferior recortada
de una caja de tetra y Batman fumando.

Noveno

Me venció el desgano, el cansancio
pero sobre todo tomar un poco de aire.

Décimo

Mientras existan los libros,
El vino.
La soledad.
Las ganas de escribir.
El suicidio 
no tiene lugar.

40 VELOCIDADES. COLECCIÓN DE POEMAS EN BICICLETA, EDICIONES NEUTRINOS




BICICLETAS

Los pueblos en verano
son desiertos totales
de una tonalidad beige
que incendia los campos.
Las iguanas no se hacen notar.
Los pibes aburridos
con los ojos cerrados
encuentran algo de alegría
pedaleando en su bicicleta
y estrellándose contra cordones de veredas.